.

viernes, 17 de octubre de 2008

El artista reconoce al artista.

Escribo esto en respuesta a una entrada de blog que me llamó mucho la atención, incluida la conversación que se fraguó después de él. Por ello, espero que leáis este texto después de haber entrado en el link.

¿Necesita el escritor vivir en la tragedia? Mejor dicho, como se puntualizó después, ¿el artista? (Pintores, poetas, añado, bailarinas, músicos...) Todos ellos expresan lo mismo de distintas maneras, pero podemos englobarlos a todos continuando con el ejemplo del escritor. Se dijo que aman la tragedia porque les da algo sobre lo que escribir (pintar, versar, bailar, componer, interpretar), en definitiva, algo que expresar, que transmitir.

Las respuestas, los han relacionado con los emo (a diferencia de una tribu urbana, esto es tan viejo como el mundo), han animado a vivir la realidad y sacar lo mejor de ella, han hablado de la felicidad, de esas cosas maravillosas, sobre las que escribir, han hablado de tantas cosas escritas por muy distintas personas, sin tragedia. Han hablado de lo que el dolor puede sacar, y de la paz que se puede encontrar, como animando a la autora a no caer en su propia tragedia, como si, al argumentar su propio pensamiento, también la animaran a buscar su propio equilibrio, dando la razón en un “hay algunos, pero busquemos la chispa de la vida”... como sí “fuese una opción”. ¿Ser artista es una opción?

Para bien o para mal, me considero una de esas personas que viven arte. Soy bailarina y escritora, pero también dibujante, coreógrafa, pintora, compositora, lo que se me ponga por delante. Artista y punto. No he dicho que sea buena. Sólo que no puedo vivir sin ello. La autora del texto original hizo una importante distinción (que se puede aplicar a todos los campos del arte) entre una persona que escribe bien, y un escritor (aparte quedan los escritores académicos). Es quien lo necesita más que el amor, como su propia supervivencia.

Y aquí he de contestar por fin. No es la tragedia en sí misma lo que busca el artista. Hay que tratar de ser feliz, y buscar, ya lo han dicho, la chispa en todo. Me consideran una persona positiva y, no me tiro flores, es cierto. Pero el artista, el de verdad, sin buscarlo, vivirá en la tragedia. No necesariamente será infeliz, o con una vida desequilibrada. Pero le será muy fácil, porque en ella busca parte de esa felicidad inalcanzable, al menos en esta vida.

¿Qué les ocurre a los artistas? Han cometido el craso error de iniciar la senda de la búsqueda de la Belleza. (Son como los filósofos con la Verdad, pero con otra sensibidad.) Tomo una cita: Así, sólo disfrutan del dulce regusto de la tragedia deseada. Del amor avocado al fracaso. El amor al arte que nunca será consumado y nunca será bastante. (...)Los ARTISTAS aman a su arte por encima de todo y de todos, y eso es algo que les provoca el cierto sufrimiento de la incomprensión. Aman algo tan sublime como lejano, inalcanzable. Y su felicidad está en buscarlo, como un amante despechado. Su camino está condenado a la frustración, y al mismo tiempo es el que más los satisface, el único que les llena. Tanto, que duele. Aunque sea sólo contemplativo, más si es creativo. Como el Amor.

Por ello, incluso escribir sobre la felicidad implica angustia, porque es algo enorme que no se puede abarcar con tus pobres palabras, pero no puedes dejar de intentarlo, de buscar la completa unión. Si al escribir, sea sobre la tragedia o sobre la felicidad, no te duele el pecho, será una persona que escribe, pero o un artista. Pero esa angustia es menor que la del vacío, cuando, por una razón o por otra no has podido pararte a escribir, cantar, bailar, dibujar..., o contemplar. Su ausencia es tan terrible como esa enfermedad que llaman depresión. Sólo que tiene fácil cura. O una media cura, por que cambias sufrimiento por el dulce regusto de la tragedia deseada. El sufrimiento vital, inspira, la felicidad, cuando pasa la euforia, también. Pero la vida siempre tiene ambas juntas, un amplio matiz de grises, y el artista nunca podrá concentrarse en un solo color.

Nunca será feliz del todo, incluso aunque se acerque lo más posible a eso que en filosofía llaman vida lograda. En realidad nadie será completamente feliz. Sólo que el artista lo sabe mejor que nadie, porque lo siente profundamente... Por eso, tal vez más lejos de la realidad que el resto, en su tragedia..., está más cercano a la vida en todos sus matices, y es más feliz que nadie con su don, o su maldición.
Para Eterna-Kyo-Actriz-Bailaora-Escritora-...
De The_Jolly_Joker-Tooru-Bailarina-Actriz-Escritora-...>.<

10 trazos:

Pinkys dijo...

Isabel encantado de haber recibido tu visita y pues una vez que consiga los "articulos" me organizare para ser mas constante en los escritos, que seras siempre bienvenida y espero que sea de tu agrado e interes lo que llegue a escribir =) los comentarios son siempre bien recibidos y se agradecen dan sentido a esto...

Con lo que respecta a la entrada pues si hablar de la felicidad da tela para rato y soy de la convicción de que es un presente un instante, bien lo comentas no existe la felicidad perpetua, pero la desición de que hacer con nuestros instantes esta en nuestras manos, entonces el tener un presente de felicidad nos dara automaticamente un pasado de felicidad y que pasa con el futuro, pues creo que son los sueños, los ideales saber que hay un lugar a donde llegar, incluso la muerte (bien lo dices en tu cita que tienes al pie del blog) da ese principio de esperanza, cada segundo que pasa nace la esperanza por vivir un poco más, por eso me hace sentido lo que Eterna expresaba en su entrada, creo que si el artista refleja sufrimiento y me aventuro a interpretarlo más como una expresión de saber que ese instante de felicidad se le va, por eso el dramatismo... no se sigo cansado jeje.

-J

Raquel dijo...

Ya sebes que no tengo claro hasta que punto el drama tenga que ir unido a la vida del escritor. No sé donde está el límite entre inspirarse en el drama y dramatizar, ni si se puede ser feliz y dramático a la vez.

¿El drama va con la persona o con el hecho de ser artista? Una sonrisa es mucho más bella que una lágrima aunque ambas tengan el poder de transmitir sentimientos.

Eterna dijo...

Volvemos a lo mismo,Isabel.

Me ha gustado muchísimo el texto, y sabes que estoy plenamente de acuerdo. Sobre todo gracias por esa magnífica pregunta: ¿Ser artista es una opción? Yo, como tú, creo que no. No se puede elegir. Lo eres o no.
Es algo que se vive, no algo que se hace.
El otro día le dije a una persona una de mis últimas teorías: Puedes cambiar lo que haces, pero no lo que eres.
Puedes trabajar en un banco y no ser banquero. Simplemente,una persona que trabaja circunstancialmente en un banco. Puedes escribir pero no ser escritor. O bailar y no ser bailarina. Si no lo sientes desde las entrañas, si no lo necesitas para vivir, no lo eres.


Gracias.

Isabel Grábalos dijo...

Muchas gracias, Pinkys, por devolverme la visita.^^

Realmente, me alegra mucho ver que has comprendido tan bien lo que quería expresar... que al hablar del drama del artista hablo precisamente de felicidad.

Y la muerte... ese es otro tema que da para mucho, desde luego, es una esperanza, verla es aceptar tu propia vida.

Un saludo, gracias por la reflexión... no me has aburrido!

Isabel Grábalos dijo...

Raquel, jeje, ya esperaba tu comentario con curiosidad.

En primer lugar, hay que distinguir entre un escritor "académico", o "periodístico" y uno "artístico". Por eso en mi texto, en la medida de lo posible, procuré hablar de "artistas" y es a éstos exclusivamente a lo que me refiero. Y en tal caso, es un hecho de experiencia.

Supongo que es muy distinto inspirarse en el drama que dramatizar. Dramatizar, añadiría, es más bien propio de un "quiero pero o puedo" ser artista. Vamos, la sensiblería que tanto le enerva a Eterna (con razón.XD)

El drama va con todas las personas, no existe vida sin sufrimiento, pero los artistas poseen para todo una sensibilidad especial. Por eso también para ellos es mayor.

Y... creo que se puede sonreír ampliamente ante el drama, y reír con lágrimas en los ojos. Inventarse dramas por que sí es una tontería. Pero siempre los habrá y más para un artista... por eso es que tienen la capacidad de sacar belleza de ello... para así ser felices.

Isabel Grábalos dijo...

De nada, Eterna.

Me encanta que te hayas fijado en esa pregunta. Surgió sin pretenderlo, pero me hizo pensar mucho... Tú misma me has ayudado a comprenderla mejor.

Seamos felices en nuestro drama, y así seguiremos viviendo^^.

pablo blanco dijo...

Gracias por tu comentario, Peque. Me alegro de que te gustara el cuento...
Estoy de acuerdo con vosotras pero quiero dar mi visión, que quizá aporte un matiz distinto. Ya veremos.
Un abrazo.

Isabel Grábalos dijo...

De nada, ni me des las gracias, es que me encantó.

Espero pues, ansiosa, a que nos des ese nuevo matiz... como la realidad se compone de miles de ellos, así nos iremos acercando un poco más a la verdad de esto que estamos tratando de representar. Y obtener una visión cada vez más completa.

Un saludo.

SOMMER dijo...

¿Y quien quiere ser feliz del todo? Yo al menos, no...

Besos

Isabel Grábalos dijo...

Bienvenido, Sommer, a este pequeño rincón. Gracias por pasarte y comentar.

Feliz del todo... es sensato no desear lo que no se puede tener^^.

Saludos